Pedidos

2018-12-06
Convierte cualquier sitio en tu dormitorio
#Productos y estilo de vida

Gracias a la comodidad que nos brindan las camas hinchables, cualquier rincón de nuestro hogar se puede convertir en un dormitorio improvisado. ¡Y no solo para cuando tenemos invitados! También son perfectos si realizamos obras o reformas en la habitación. Solo ten en cuenta estas sencillas recomendaciones para que el resultado final sea el que esperabas.

Mide con exactitud

Antes de inflar la cama, te aconsejamos que elijas la zona en la que la vas a incorporar y que midas si se ajusta a las dimensiones del colchón. Además, ten en cuenta también el hueco que tiene la puerta de acceso a la zona donde lo vas a poner, ya que, quizá, debas inflarlo directamente en ese lugar. ¡Imagina que lo inflas y luego no cabe por la puerta!

Sábanas y mantas

Hazte con mantas y sábanas adaptadas al largo del colchón. De esta manera, evitarás que se te queden partes del cuerpo sin tapar o que los textiles terminen arrastrados por el suelo. También debes tener en cuenta la época del año, pues no será igual el edredón que quizá debas utilizar en invierno que la manta ligera que querrás utilizar en verano.

Infla con comodidad

Nuestras camas para interior poseen una válvula que infla la estructura de forma muy sencilla y rápida. Evita aquellas que no tengan ninguna facilidad para incorporar el aire necesario, ya que te será muy incómodo este proceso. También ten en cuenta que el desinflado debe ser lo más confortable posible para poder guardar la cama de forma más o menos rápida.

Teniendo en cuenta estos consejos, podrás convertir cualquier habitación en tu dormitorio en cuestión de minutos. Elige la cama que más te guste de nuestro catálogo (recuerda que muchas de ellas vienen con varios niveles de firmeza) y duerme a pierna suelta donde quieras.